domingo, 17 de junio de 2018

Ibón de Bernatuara desde el refugio de Bujaruelo

Hola a tod@s!

Este fin de semana aprovechando que la climatología ya parece que quiere ponerse primaveral nos subimos al valle de Bujaruelo, y entre las posibilidades que propusimos (sin querer usar crampones ni piolet y llevando los perretes), nos hemos decantado por subir al ibón de Bernatuara. Gran decisión teniendo en cuenta que el ibón estaba medio helado y nos ha brindado unas vistas espectaculares. El ascenso lo hemos hecho Danielo, Gra y nuestros perretes Tango y Habichuela, Chemi no se ha podido venir por un pequeño incidente doméstico furgonetil.

Acceso: Dirección parque nacional de Ordesa y Monte perdido, después de cruzar Torla y el puente de los navarros en la rotonda iremos a la izquierda dirección Bujaruelo. Cogeremos la carretera hasta el final de esta, que llegaremos al refugio de Bujaruelo.


Ida (2 horas): Desde el refugio, cruzaremos el puente de Bujaruelo, en el primer cruce que encontramos tomaremos el camino de la derecha (señalado con cartel) como si hicieramos el acceso al barranco de Lapazosa, de hecho llegaremos a las torres de alta tensión, giraremos a la izquierda para llegar al puente que es la cabecera del barranco, cruzamos el puente y tomaremos un camino "mojoneado" que sube a la izquierda, 200 metros más adelante saldremos del bosque para llegar a una extensa llanura donde sin dejar de subir seguiremos el camino bastante bien marcado hasta un collado que queda a la izquierda, aún nos hemos encontrado algún nevero subiendo, normal por otra parte, ha hecho frio hasta hace nada. Al pasar el collado, sorpresa la que nos hemos encontrado, el ibón, mitad congelado.En total andamos 5 kilometros con 940 metros de desnivel.




Vuelta (hora y 40 minutos): Para evitar la nieve, no hacemos una bonita circular que se puede hacer por el puerto del Cardal y el valle del Ara, así que bajamos por el mismo camino por el que hemos subido.











lunes, 11 de junio de 2018

Mayencos 2018

Hola hola!!!

EL pasado fin de semana del 1-3 de junio nos subimos a la localidad de Biescas para disfrutar de Mayencos, el encuentro de barranquistas que se celebra cada año en una localidad diferente del pirineo aragones y que acoge cientos de apasionados por este deporte.

Por motivos laborales nos juntamos en BIescas el viernes noche, después de unas cervezas y "preparación técnica" nos vamos a dormir con la intención de barranquear y tachar mucho.

La climatología nos respetaba, así pues nos dirigimos a la población de Santa Olaria para bajar el barranco Llardó, problemas con nuestra orientación hace que nos perdamos en la aproximación con combinación de vehículos, además el acceso por las lluvias caidas durante las semans previas lo hacen prácticamente imposible de realizar. Cambio de objetivo.

Única foto donde no se ve mierda en el Ribal


Nuestro segundo objetivo se localizaba en la localidad de Buesa, allí comienza el barranco Ribal, que termina en Sarvisé, este barranco en Flysch sería una maravilla (con combinación de vehiculos 0 acceso y 0 retorno, un descenso de dos horas con 9 rápeles, el primero de 26 especialmente majo), si no fuera porque este barranco es el desagüe de Buesa y gran parte del encanto del entorno se ve afectado por una gran cantidad de basura que se tira desde el pueblo y la carretera colindantes, el olor a mierda se nos hace bastante desagradable a expensas de que caía bastante agua, salimos por un escape a izquierdas asqueados por el olor... Dos fracasos en un día.

Ya desesperados y con el cielo encapotandose, decidimos meternos en el Furco, una lastima no hacer ninguna foto del descenso, la caida de agua convirtió un descenso conocido y que podría hacerlo en aburrido, en un buen entrenamiento contra el agua, ya desde el primer rápel se ve que la cosa se iba a poner interesante y que nuestra mala suerte habia cambiado con la decisión de realizar este descenso.

Después de este día poco productivo volvimos a Biescas para comer algo, echar unas cervezas y disfrutar un poco del encuentro, cena, DJ, sorteos y fiesta, estas son algunas de las cosas que ofrece mayencos.

Al día siguiente, con la resaca del día anterior, la decisión de que barranco hacer se hace un poco más cuesta arriba, finalmente optamos por el barranco Ollaza, muy próximo a Biescas. Una gran opción, teniendo en cuenta que este barranco es ideal para realizar días posteriores a jornadas lluviosas.

Material:  Neopreno completo con descensor y bagas. Cuerdas 1x60 m + 2x30 m (rápel más largo de 38 metros).

Aproximación:(20 minutos con combinación de vehículos) Dejamos un vehículo en la carretera A-136 en un ensanche delante del cartel de Aso de sobremonte, Yosa de sobremonte y Betés. El segundo coche lo subiremos por la carretera que va a Aso de sobremonte, unos 2 km, en una curva a izquierdas hay un camino con una zona de aparcamiento donde dejamos el coche (hay una valla que impide el paso). Desde este punto caminamos 20 minutos hasta un puente donde comienzael barranco.

Descenso (1 hora y media): Desde un árbol comienza la diversión, rápeles sin apenas espacio entre uno y otro: R30, R22, R13, R20, un par de resaltes y el gran rápel final de 38 (muy divertido y aconsejable bajar por el activo si se tiene oportunidad. Tras esta serie de rápeles, solo quedan 15 minutos de paseo por el río hasta que damos con la carretera, en el punto donde hemos dejado el primer coche.







 






 


PD: Muchas gracias a Cosmin por el pedazo de video que preparó y las fotos tomadas.

jueves, 3 de mayo de 2018

II Encuentro cántabro de barranquismo + Artazul

Hola a todxs!!!

Mientras sigo pasando fotos del viaje a Japón, no hemos parado el culo quieto y cuento lo que hicimos en el II encuentro cántabro de barranquismo.

Entre comer, beber y charrar, lo que más cundió fue el barranquear, en Vega de Pas realizamos los barrancos Colina, sel de Luyo el sábado. Mientras que el domingo aprovechamos la mañana para hacer un taller de aguas bravas y después de comer, antes de salir del valle, realizamos Diego, Pablo y servidor, el barranco Hormaza. Dejo algunas fotos excepto del Hormaza:

Aproximación del Colina

Primeros rápeles del Colina

Cabecera rápel de 40m en el Colina

Postureando en la cabecera del rápel de 40m

Tras el segundo rápel del Sel de Luyo

Javi haciendo el action man

Pose sensual esperando al equipo


Foto del equipo élite
 Y después de descender el barranco Hormazas, nos pusimos rumbo de vuelta hacia tierras aragonesas haciendo una parada técnica en la cabecera del Artazul en Aizpun. Aprovechamos que teniamos la posibilidad de hacer combinación de vehículos para hacerlo más cómodos. Simplemente es un barrancazo, empezando con el rápel de 33 metros, los estrechos (especial mención al equipamiento del barranco, que está perfecto), para terminar la gran cascada de 45 metros. Poco más se puede pedir a un fin de semana.

Con Dieguico en la cascada del Artazul

jueves, 19 de abril de 2018

Nara-Hiroshima-Isla de Miyajima

Hola a todxs!!!

Sigo con la crónica de nuestro viaje por tierras niponas, fueron dos días de lo más intensos pero mereciendo la pena:

Día 4

Nos levantamos bastante pronto (aunque descubrimos que no lo bastante) para coger el primer tren que nos llevaría a las afueras de Kioto para ver el santuario sintoista Fushimi Inari, es uno de los templos más famosos de Kioto por estar plagado de miles de toris en ofrenda a Inari, patrón o deidad que protege las cosechas de arroz y los negocios, la verdad que es bastante impresionante, el monte Inari con varios senderos flanqueados en todo momentos por estos toriis nos pillaba un poco mal de hora así que a mitad de subida nos volvimos para coger el tren que nos llevaría a Nara. Como consejo para la visista del Fushimi Inari, madrugar mucho, sino puede que os pase como a nosotros que a las 9:30-10 comienzan a llegar oleadas de turistas y se hace la visita un poco agobiante, también es cierto que a mitad de subida los turistas más light se dan media vuelta y llegar a el camino se libera bastante y se hace más comodo pasear y hacerse las típicas fotos.



En nuestra visita a Nara, visitamos un parquecito donde encontraremos mogollón de ciervos (muy gracioso como te hacen "una reverencia" para pedir comida) y el templo del gran buda, en Nara está el segundo buda más grande de Japón con 15 metros de altura, 45 toneladas de bronce y 160 kg de oro ¡Casi nada! Comimos unos onigiris en la estación, antes de coger otro tren para ir a Hiroshima. Ojito con la puntualidad japonesa, tuvimos un pequeño despiste con un tren por ser más puntual que los japoneses (lo cogimos 3 minutos antes), así que casi nos vamos a cuenca pero lo pudimos solventar en Osaka.






En  Hiroshima no pudimos resistir la tentación de probar una de las especialidades locales a cenar un okonomiyaki (pizza típica de la zona) en Okonomi-mura, un edificio de 3 plantas dedicadas unicamente a preparar este plato, y no es para menos, estaba lleno de japonenes y turistas degustando lo que me parecido uno de los mejores platos que he comido en Japón. Tras la copiosa cena fuimos al parque de La Paz donde están varios monumentos por la caída de la bomba atómica “little boy” la antorcha que según dicen, nunca se apagará hasta que no quede ninguna bomba atómica  en el mundo. Ciertamente es un sitio emotivo y lleno de nostalgia.


























Día 5

Uno de los platos fuertes de nuestro viaje era la visita a la isla de Miyajima... BRUTAL! Nada más llegar hacemos el check in en uno de los pocos albergues que hay, de ahí nos vamos a ver el gran torii aprovechando la pleamar, la verdad que se ve espectacular  verlo flotar en el mar cuando pasan las barcas al lado y ves lo chiquititas que pasan. Aunque no hay que desaprovechar si se puede la bajamar para poder pasear por la playa hasta la base y poder verlo con tus propios ojos, además de que parece curioso ver como aprovechan los pescadores de la zona la hora para recoger ostras que puedes comer en cualquier restaurante de la isla.

Aprovechamos que tenemos tiempo para subir el monte Misen andando, se puede subir con funicular pero pensamos que eso lo dejamos para los guiris vagos 😅. Son 530 metros de desnivel en 2,5 km así que da un desnivel majo para una excursión de domingo, desde la cima se ve toda la isla y alrededores.

Nos bajamos parando de camino al pueblo por un templo donde hay un montón de buditas que están todos con gorro de lana, en el pueblo hemos comido unos udon con algas, otros con curry, una especie de oyakodon y ostras, Por la noche estuvimos viendo el torii con iluminación y echando lo que parecía una cerveza... pero era whisky con soda enlatado!!!!








lunes, 9 de abril de 2018

3 días en Kyoto

Hola a todxs!

Lo prometido es duda, así que vamos a contar un poco nuestros primeros días en Japón, y más concretamente en la ciudad de Kioto.

Dia 1:

Nuestro primer Oyakodon
Salimos desde Zaragoza dirección Madrid para coger el primer vuelo con destino a Roma (2 horas y media más o menos). Tenemos que el enlace con el vuelo a Narita en menos de una hora, minipunto para la compañia Alitalia porque no tienes que esperar de forma insufrible en un aeropuerto entre avión y avión, además las comidas/cenas del vuelo de 12 horas y media a Tokyo son relativamente buenas para ser comida de avión. Ya en Narita, lo primero que hicimos fue cambiar dinero, que es lo más sencillo del mundo y sale bastante a cuenta, canjeamos el JR PASS y comprado la suica card (tarjeta para metro y bus), con todos nuestros quehaceres resueltos, tomamos el primer shinkansen para llegar a Kioto.

Vistas de la ciudad desde el rio Yodo-Gawa
Nuestra primera comida propiamente japonesa fue oyakodon (donburi con pollo y huevo) buenisimo y tirado de precio en la puerta de la estación de tren. Para bajar la comida y como teniamos muchas ganas de comenzar a ver Japón, pateamos por la orilla del río Yodo-Gawa hasta el albergue (8 km de nada con los mochilones), nos alojamos en Kioto en el albergue Lund House (muy recomendable), con la noche echada,  para cenar hemos ido a la ramen street, que justo estaba localizada al lado del albergue  y pudimos probar nuestro primer ramen japones en el típico bar de barra y taburetes que se ven en películas y series. Curioso que muchos locales, para pedir la comida, lo que hay que hacer es sacar un ticket en una máquina expendedora en la puerta para que dentro te sirvan. Tras unas cervecillas y charradas con el compañero de habitación, nos recogemos para tomar fuerzas para afrontar los días que nos quedan en el país del sol naciente.

Cenando Ramen

Dia 2:
Desayuno tradicional japonés

Desayunamos en el albergue un “desayuno japonés”, consistente en sopa de miso, arroz y un plato con tortilla, algas y pescado, MUY RICO!

Después hemos alquilado unas bicicletas y para realizar las visitas que teniamos en mente realizar, entre ellas, el templo dorado (kinkaku-ji), en teoría de los más bonitos de Kyoto pero ha sido un poco decepción, sobre todo después de visitar el templo ninna-ji, precioso templo que puedes visitar por dentro, además de su pagoda de 5 pisos y 36 metros de altura y un jardín lleno de cerezos que lástima que aún no habían florecido porque hubiera sido ya la guinda para el pastel de la mañana.
Panorámica del templo Ninna-ji


Hemos parado a comer unos bento de supermercado, opción barata y rápida ya que puedes comprar bandejas frescas, te las calientan en el propio establecimiento y puedes comer allí mismo (está mal visto comer mientras caminas y en bici hubiera sido complicado).

Después de comer, volvemos a los pedales, nos perdimos un poco y dimos alguna vuelta de más para visitar el bosque de bambú y otro templo por fuera (no recuerdo el nombre) en la zona de Arashiyama, zona bastante turistica, de hecho, el bosque de bambú se desluce un poco con la cantidad de gente que hay, así que para poder disfrutarlo a tope, lo ideal es madrugar y verlo antes de que llegue la primera oleada de visitantes. Ya en el camino de vuelta hemos pasado por las galerías comerciales de Teramachi dori, con tiendas de todo tipo y puestecitos de comida. Ya por la noche  nos hemos echado un sake en un pub con bastante buena música en la misma ramen street, donde volvimos a cenar en otro local (la verdad que hay más de una docena y podríamos probarlos todos, están brutales).

Bosque de Bambú
Dia 3:

Ha amanecido lluvioso en Kyoto, así que nada de bici, nos hemos ido en autobús al centro de la ciudad, allí nos hemos hecho con unos víveres en el súper y ya hemos comenzado la ruta del día en el “museo internacional del manga”, con una colección de más de 300.000 tomos, y un montón de salas, este antiguo colegio es un deleite para los coleccionistas de este tipo de cómics, después de la visita, como seguía el chirimiri, hemos pasado por el mercado de Nishiki, es como una zona de tapeo pero japonés y bajo techo, nos hemos puesto tibios para callejear un poco y visitar el tradicional barrio de Gion, muy bonito, hemos podido ver una geisha y observar cómo se vuelven locos los japoneses y turistas para hacerle una foto. Además se puede ver de cerca una costumbre que debe ser típica de la gente joven, que es alquilar un kimono para salir de compras y visitar algún templo.
En la entrada del templo Kiyomizu-dera

Ya después de comer y habiendo parado de llover, hemos subido al templo Kiyomizu-dera, muy bonito por dentro pero llenísimo de gente, parece un parque de atracciones aunque merece la pena, para finalizar, hemos vuelto andando otra vez por callejuelas estrechas y con el encanto que caracteriza Kyoto para perdernos un poco en el bosque Tadasu no mori, por desgracia era un poco tarde para entrar y nos hemos tenido que conformar viendo desde fuera los dos templos sintoístas que el bosque alberga, ahora a dormir que mañana toca madrugar de nuevo.









Sayonara!



lunes, 12 de marzo de 2018

Que nos vamos... A JAPÓN!

Hola a tod@s!

Después de varios meses que hace que obtuvimos los billetes, días de planificación y ya con nervios... nos vamos a Japón!

Entre los lugares que vamos a visitar durante estos 17 días Iñaki, Diana y servidor están Kioto, Nara, Hiroshima, la isla de Miyajima, Takayama, Hakone... Y como final de viaje la gran capital: Tokio! Intentaré ir contando cosas en ratillos que podamos tener en los albergues donde nos hospedaremos, mientras tanto, si teneis alguna sugerencia podeis dejar un comentario.

Sayonara! さよなら


domingo, 25 de febrero de 2018

Curso de alta montaña + Quimboa alto (2182 m). CM Posets

Hola a tod@s!

Este mes, el club de montaña Posets ha organizado el curso de alta montaña. En él, personas con todos los niveles en la actividad hemos podido disfrutar de dos fines de semana aprendiendo y disfrutando del alpinismo.


Como he dicho, estabamos gente de todos los niveles, así que el fin de semana del 10-11 de este mes estuvimos en casa de piedra haciendo un poco de teoría (el tiempo no acompañaba demasiado) sobre material, preparación de actividades, meteorología, progresión tanto en hielo como sin él y autodetenciones. Como momento reseñable, diré que suspendimos en evacuación ante una estufa de butano que se nos reveló 😅. También salimos por los alrededores de Panticosa a prácticar progresiones y a usar el piolet.









Prácticas con cuerda
 

Este fin de semana, con mejor tiempo hemos podido realizar sesiones más prácticas con el piolet, rescate con arva, pala y sonda, preparar reuniones en la nieve, rápel y a preparar refugios de fortuna en la zona de Linza.


Moviendo el bigote
Iglú de fortuna

Cueva de fortuna





















Y para terminar, el domingo, con un sol de justicia, realizamos el ascenso al pico quimboa alto, lastima que teniamos el tiempo justo para comer en un restaurante y solo Juanelo, Victorino y Chemi coronaron la cima para bajar con los skis a toda mecha.





Para realizar este pico con 1000 metros de desnivel en 6 km y poco, lo suyo es comenzar desde el aparcamiento del camping de Zuriza, y coger el GR-11 dirección selva de Oza, después de unos 40 minutos de falso llano llegaremos a un desvio que marca el collado de petraficha, tomaremos ese sendero que ya comenzará pronto a ascender, seguiremos el GR y tras pasar un refugio ya empieza una buena costera para arriba sin perdida que lleva al collado y a la cima del pico.


Panorámica a 200 metros de la cima